PARA DISFRUTAR Y RELAJARSE

MIX DE CANCIONES BARRA CHILENA

lunes, 6 de febrero de 2012

COMENTARIOS SOBRE EDUARDO VARGAS.


El mercado invernal de fichajes ha sido un claro ejemplo de la preocupante situación económica por la que atraviesan los clubes europeos. En plena crisis incluso los equipos punteros han optado por refuerzos de bajo coste a través de cesiones o compras casi de saldo. Sólo ha habido dos excepciones. Uno es el jeque del PSG, que ha pagado 10 millones de euros por el brasileño hasta ahora del Inter Thiago Motta. El otro es el Nápoles, que no ha desaprovechado la oportunidad para hacerse con uno de los mayores talentos surgidos de Sudamérica en los últimos años, Eduardo Vargas.
En su país le comparan con Alexis Sánchez y no sólo porque a ambos los descubriera el mismo equipo, el Cobreloa, sino por su potencia y electricidad sobre el césped. Al igual que jugador del Barça Vargas es un extremo que puede jugar de delantero. De hecho su ex entrenador en Universidad de Chile, Jorge Sampaoli, lo reconvirtió en su último año en el club. Lo saco de la banda para situarlo en punta, y los resultados no han podido ser mejores.

Con su ayuda el equipo universitario volvió a ser el dominador de la competición doméstica tanto en el torneo Apertura como en el Clausura. Y no sólo eso, Vargas llevó al equipo de Sampaoli a proclamarse Campeón de la Copa Sudamericana, el equivalente a la Europa League. El delantero de Renca fue el máximo goleador de la competición, batiendo además el récord histórico, con 10 tantos en 12 partidos.
Pese a ser prácticamente un desconocido en Europa, la dimensión de este jugador en Sudamérica es gigante. Sirva como ejemplo que ha sido el único capaz de discutirle a Neymar el premio a mejor jugador de América de 2011. Quedó en segunda posición, por delante de otro brasileño compañero de Neymar, Paulo Enrique 'Ganso'.
Su progresión en estos dos últimos años ha sido enorme. Debutó en Cobreloa en 2006 con tan sólo 17 años y sus buenas temporadas le llevaron a fichar en 2010 por La 'U'. En su primer curso jugó como volante, donde cumplió las expectativas pero no llegó tanto al gol. A las órdenes de Sampaoli ha sido cuando ha explotado definitivamente.
El técnico argentino supo aprovechar su gran velocidad para romper las defensas rivales. Vargas no es un prodigio técnico, pero sí es habilidoso y muy rápido con el balón en los pies; tiene una gran capacidad de desmarque y, sobre todo, sangre fría ante la portería rival.
La comparación con Alexis Sánchez no se debe sólo a su nacionalidad. Los dos han esperado a triunfar en su país antes de dar el salto a Europa. El azulgrana lo hizo más joven, con sólo 20 años se fue al Udinese. Vargas llega a Italia con 22, listo para rendir a buen nivel en la Champions League. Pero lo que realmente les caracteriza a ambos es su físico. Los dos poseen una arrancada espectacular que les permite suplir ciertas carencias técnicas en el más alto nivel.
El Nápoles no lo ha tenido nada fácil para poder cerrar el fichaje de su nueva estrella. Media Europa suspiraba por él. El primero fue el Arsenal de Wenger, pero su elevado precio le hizo echarse atrás. Milan y Chelsea fueron los que más cerca estuvieron, pero finalmente los de San Paolo pusieron 11 millones de euros sobre la mesa y sobre todo convencieron al chico de que el lugar idóneo para continuar su progresión era Nápoles.
Ya ha disputado tres encuentros en Italia, sin mucha fortuna de momento. La adaptación a una Liga tan rocosa como el Calcio no le será fácil, pero por edad y por proyección ahora es su momento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

El amor es vida, vivir con amor es vivir feliz...